Ni «La Jungla Un Buen día para morir» ni pollas en vinagre. Esta es la aventura número 5 para John McLane y por tanto es la Jungla 5. Y punto.

¿Qué tal está? Ojalá pudiera decirlo, me dormí a los 40 mins de película en medio de un desinterés absoluto. QUé fácil parece hacer una «peli de acción» y qué difícil es en el fondo. John McTiernan hizo que pareciera simple soltar a un Bruce Willis chistoso en medio de una situación crítica, pero no lo es en absoluto.

Esta quinta parte es una mierda absoluta, al menos hasta donde he podido llegar. No hay nada. Nada en esta película que la haga válida para desperdiciar más de una hora y media de nuestras vidas.

Así que pasando.